jueves, 7 de octubre de 2010

Money... New car, caviar, four star daydream, think I'll buy me a football team...

"Un pedazo de plástico jamás tendrá el sex appeal de un fajo de billetes grandes,
pero en su ausencia sirve de gran consuelo."
--Xavier Velasco


Mucho tiempo ha pasado desde el último post que hice en este blog que por alguna extraña razón siguen leyendo pues el contador sigue aumentando su número y no es que no haya tenido que escribir, al contrario, lo que falta es tiempo, esta vida moderna es bastante pesada.

No sé en que momento dejé de ser aquél vago soñador y viajero al que la vida se le hacía más como un parque de diversiones o un túnel de ola de 5 segundos para convertirme en un "adulto contemporáneo" soñador que tiene obligaciones laborales y monetarias...

El dinero se dice es la raíz de todos los males de este mundo y duda no me queda, basta con voltear a nuestro alrededor para darse cuenta de lo que el capitalismo-imperio ha hecho de nuestro pobre mundo, la acumulación desmedida de capital es básicamente la fuente de todas las inequidades sociales que marcan nuestro día a día ya que no es lo mismo ir a trabajar utilizando el metro que en un bentley con 2 chargers de escoltas para en la quincena percibir un sueldo tan desigual como el medio de transporte.

Por mi parte, yo siempre he sido anti-dinero, en realidad no me interesa tener una gran cuenta en el banco, 7 tarjetas de crédito con crédito ilimitado y una más con tope para las compras menores en franquicias americanas altamente rentables, pero, lamentablemente estoy acostumbrado a un nivel de vida, no quiero decir elevado pues eso sonaría elitista y burgués, pero sí un poco más alto de lo normal, el hombre es un animal de costumbres y malamente prefiero el queso de cabra que el amarillo.

Mi sabia bisabuela que Dios tenga en su santa gloria (era católica ortodoxa y muy devota), decía que el dinero era redondo para que ruede y su descendencia bien que supo sacarle jugo a frase tan sabia dilapidando la herencia familiar de la cual yo sólo vi las sobras que lógicamente también utilicé de manera despiadada y egoísta.

Durante un ataque devastador a mi aparato digestivo ocasionado por la grave gastritis que me aqueja, mi hermana, ese ser que mantiene mi esperanza en la humanidad y las ganas de continuar buscando una forma de mejorarlo, me dijo: "Pues, tú ya te divertiste mucho en tu vida, has hecho y deshecho y ahí están las consecuencias" Y lo peor es que tiene toda la razón del mundo, pero eso no me desalienta para seguirme divirtiendo, el problema es que ahora es a costa mía y de mi propio sudor el que mantiene el acelerado ritmo de vida que llevo.

Coleccionar Hot Wheels y figuras vintage de Star Wars en sus empaques originales de pronto se vuelve un vicio más espaciado, pues la vida es cara, y la pobre política económica del gobierno no impulsa el aumento en los sueldos pero sí en los artículos de necesidad básica. entre comidas, pasajes y cigarros mi sueldo se ve seriamente mermado y si a eso le agregamos mi otro vicio de los conciertos (maldito OCESA), pues apenas y queda dinero para el fondo de ahorro para el mundial de Brasil y para la peda (ese no es vicio, es costumbre).

Trabajo mucho y muchas horas, pero creo que mi trabajo aporta algo bueno para la comunidad y teniendo en cuenta que el trabajo ennoblece y dignifica, pues mejor no nos quejamos, aunque no me quede mucho tiempo para actualizar este blog, pero pronto bloggearé varias cosas extraordinarias que han acontecido en estos meses de ausencia.

One Love!