martes, 2 de febrero de 2010

¿Para qué quieren nuevos grupos? Todos saben que el Rock logró la perfección en el '74, ¡Es un hecho científico!


"Homero Simpson arruinó mi puerco, Cypress Hill me roba la orquesta y Sonic Youth asalta mi hielera..."
--Peter Frampton


Difícil
siempre es el darse cuenta de la realidad y la realidad es que ya estoy viejo, vaya, que soy un veterano, que ya estoy más allá que pa' , bueno, no exagerémos, tengo 26 años, pero sí ya dejé de ser un mozuelo.

Generalmente no me considero viejo, pero una conversación el día de ayer me hizo darme cuenta que tampoco soy tan joven como uno creería y es que las cosas que hago ya no son las cosas que hacía, ni yo ni gran parte de mi grupo de amigos.

De pronto es como sí las cosas que uno acostumbraba hacer perdieran ese punch, antrear de súbito no es tan divertido como antes y francamente uno ya se siente raro entre una bola de dieciochoañeros ebrios, los bares, cantinas y pubs tienen un halo más confortable y a gusto para echar la copa escuchando buena música.

La música... Creo que ella es la culpable de este sentimiento de vejez, vivimos en un mundo en el cual la juventud considera "clásicas" a bandas que francamente, no son tan viejas, que sí, que los 90's fueron hace 20 años y los 80's 30.

El grunge que tantas vidas cambió ya suena viejo y Cobain no es recordado más que por su cara en mil playeras y por Smells like Teenspirit, si alguien conoce a Chris Cornell es por Audioslave pues ni quien recuerde a Soundagarden, el New Wave murió antes de que los chavos de ahora nacieran y Korn ya es también clásico, bueno, Franz Ferdinand (que nunca me gustó tanto), ya suena viejo y The Libertines son banda de culto e Interpol ya no está a la moda.

Los géneros principales en estos tiempos portan orgullosos la palabra Indie antes de su supuesto género y me es imposible no compararlo con aquellas horrendas etiquetas de "Adult Listening" o "Alternative", Que en realidad eran mil géneros que a alguien le dio weva clasificar.

No me siento tan viejo, pero me es imposible considerarme joven en un tiempo en el que los chavos creen que Green Day siempre ha sido la piterísima basura que es ahora y que peor aún, les gusta o que creen que Misirlou es de los Black Eyed Peas.


Homero: You make me feel like dancing...
Barney: ♫ I wanna dance the night away...
Abe: ¿Qué demonios están haciendo?
Barney: Vamos a salir a rockanrolear señor.
Homero: Tú no entiendes papá, no estás en onda.
Abe: Yo sí estaba en onda, pero luego cambiaron la onda, ahora la onda que traigo no es onda y la onda de onda me parece muy mala onda y te va a pasar a ti.
Homero: Para nada maestro, nosotros vamos a rockear por siempre, forever, forever, forever, forever...

Durante mucho tiempo me resistí a creer que había música buena pasado el '98. aunque sé que eso es una exageración, sí hay música buena, pero no tienen madera para perdurar, vaya, que no tienen pinta de seguirlos escuchando ni 5 años después.

Para reparar este gap temporal en la música, ahora cuento con la valiosa ayuda de una nueva gurú musical que me instruirá en toda la música que dejé de escuchar por seguir los impulsos de mi lista de iTunes y me dejó con un sentimiento de franca vejez.


Marge: La música no es asunto mío.
Homero: Así será para ti Marge pero yo rockeaba todas las noches y me reventaba todos los días, luego fue cada dos días y ahora tengo suerte si encuentro media hora a la semana para ponerme pesado. ¡Tengo que salir de este aplatane y volver a la prendidéz!
Marge: Perfecto, llévate a Bart y a Lisa.


One Love!