viernes, 31 de diciembre de 2010

MMXI


"Eres invulnerable. ¿No te han dado
los números que rigen tu destino
certidumbre de polvo? ¿No es acaso
tu irreversible tiempo el de aquel río

en cuyo espejo Heráclito vio el símbolo
de su fugacidad? Te espera el mármol
que no leerás. En él ya están escritos
la fecha, la ciudad y el epitafio."
--Jorge Luis Borges

Le hemos dado otra vuelta al sol, Y como todo ciclo que acaba, siempre es bueno poner en una balanza lo bueno y lo malo de este año que se fue para así poder ver en dónde fallamos y dónde acertamos para aplicarlo al año que sigue y lograr crecer como personas.

Este 2010 ha sido el año en que más conciertos he ido, pude por fin ver a los Pixies en vivo lo cual básicamente hace que pueda morir tranquilo, también profesionalmente fue un año de muchos logros y en cuanto a relaciones personales, fue bastante bueno.

Hubo cosas malas, claro, shit happens, pero la neta es que este fue un gran año, con un gran soundtrack y los extras en mi película personal se lucieron la mayoría, sí aportaron mucho a la trama.

La reflexión es una parte muy importante de la madurez que alcanzamos como personas y si bien estoy en contra de esta horrenda conversión a la vida adulta, nunca he estado en contra del crecimiento personal. Siempre me dediqué más al crecimiento intelectual y a la acumulación de conocimiento, no quisiera decir que sé mucho, eso sería simplemente estúpido de afirmar y tampoco creo que lo sepa, pero sí me jacto de aprender de mis errores y hasta el momento si no llevo un record perfecto, no me ha ido tan mal...

La gente tiende a hacer "propósitos" al sonar de las 12 campanadas que anuncian el último estertor del año con la falsa esperanza de cumplirlos, a mí no me gusta hacer eso, un propósito es la intención o aspiración de hacer o lograr algo, perdónenme, pero eso me parece muy laxo, yo por mi parte si voy a hacer algo lo hago y ya, sin necesidad de mentirme ni engañar a cual sea el Dios pagano que rige el año nuevo (¿será Cronos?).

En fin, este fue un buen año, no como el puto 2008, así que vengan las campanadas, el champagne y los afters whiskeros, que hoy ando de buenas.

P.D. Sin lugar a dudas, Roger Waters fue el mejor concierto que ha habido desde que él mismo tocó en el 2007...

One Love!

lunes, 6 de diciembre de 2010

Feeling uninspired think I'll start a fire...



"No sé por qué dicen que las vacas son gordas, en realidad sólo están cuadradas" decía el pequeño Pedro mientras miraba hacia el establo... Ya déjate de mamadas y ayúdanos a traer la gasolina, no seas wevón, que esta pinche granja no se va a incendiar sola...

jueves, 7 de octubre de 2010

Money... New car, caviar, four star daydream, think I'll buy me a football team...

"Un pedazo de plástico jamás tendrá el sex appeal de un fajo de billetes grandes,
pero en su ausencia sirve de gran consuelo."
--Xavier Velasco


Mucho tiempo ha pasado desde el último post que hice en este blog que por alguna extraña razón siguen leyendo pues el contador sigue aumentando su número y no es que no haya tenido que escribir, al contrario, lo que falta es tiempo, esta vida moderna es bastante pesada.

No sé en que momento dejé de ser aquél vago soñador y viajero al que la vida se le hacía más como un parque de diversiones o un túnel de ola de 5 segundos para convertirme en un "adulto contemporáneo" soñador que tiene obligaciones laborales y monetarias...

El dinero se dice es la raíz de todos los males de este mundo y duda no me queda, basta con voltear a nuestro alrededor para darse cuenta de lo que el capitalismo-imperio ha hecho de nuestro pobre mundo, la acumulación desmedida de capital es básicamente la fuente de todas las inequidades sociales que marcan nuestro día a día ya que no es lo mismo ir a trabajar utilizando el metro que en un bentley con 2 chargers de escoltas para en la quincena percibir un sueldo tan desigual como el medio de transporte.

Por mi parte, yo siempre he sido anti-dinero, en realidad no me interesa tener una gran cuenta en el banco, 7 tarjetas de crédito con crédito ilimitado y una más con tope para las compras menores en franquicias americanas altamente rentables, pero, lamentablemente estoy acostumbrado a un nivel de vida, no quiero decir elevado pues eso sonaría elitista y burgués, pero sí un poco más alto de lo normal, el hombre es un animal de costumbres y malamente prefiero el queso de cabra que el amarillo.

Mi sabia bisabuela que Dios tenga en su santa gloria (era católica ortodoxa y muy devota), decía que el dinero era redondo para que ruede y su descendencia bien que supo sacarle jugo a frase tan sabia dilapidando la herencia familiar de la cual yo sólo vi las sobras que lógicamente también utilicé de manera despiadada y egoísta.

Durante un ataque devastador a mi aparato digestivo ocasionado por la grave gastritis que me aqueja, mi hermana, ese ser que mantiene mi esperanza en la humanidad y las ganas de continuar buscando una forma de mejorarlo, me dijo: "Pues, tú ya te divertiste mucho en tu vida, has hecho y deshecho y ahí están las consecuencias" Y lo peor es que tiene toda la razón del mundo, pero eso no me desalienta para seguirme divirtiendo, el problema es que ahora es a costa mía y de mi propio sudor el que mantiene el acelerado ritmo de vida que llevo.

Coleccionar Hot Wheels y figuras vintage de Star Wars en sus empaques originales de pronto se vuelve un vicio más espaciado, pues la vida es cara, y la pobre política económica del gobierno no impulsa el aumento en los sueldos pero sí en los artículos de necesidad básica. entre comidas, pasajes y cigarros mi sueldo se ve seriamente mermado y si a eso le agregamos mi otro vicio de los conciertos (maldito OCESA), pues apenas y queda dinero para el fondo de ahorro para el mundial de Brasil y para la peda (ese no es vicio, es costumbre).

Trabajo mucho y muchas horas, pero creo que mi trabajo aporta algo bueno para la comunidad y teniendo en cuenta que el trabajo ennoblece y dignifica, pues mejor no nos quejamos, aunque no me quede mucho tiempo para actualizar este blog, pero pronto bloggearé varias cosas extraordinarias que han acontecido en estos meses de ausencia.

One Love!

martes, 2 de febrero de 2010

¿Para qué quieren nuevos grupos? Todos saben que el Rock logró la perfección en el '74, ¡Es un hecho científico!


"Homero Simpson arruinó mi puerco, Cypress Hill me roba la orquesta y Sonic Youth asalta mi hielera..."
--Peter Frampton


Difícil
siempre es el darse cuenta de la realidad y la realidad es que ya estoy viejo, vaya, que soy un veterano, que ya estoy más allá que pa' , bueno, no exagerémos, tengo 26 años, pero sí ya dejé de ser un mozuelo.

Generalmente no me considero viejo, pero una conversación el día de ayer me hizo darme cuenta que tampoco soy tan joven como uno creería y es que las cosas que hago ya no son las cosas que hacía, ni yo ni gran parte de mi grupo de amigos.

De pronto es como sí las cosas que uno acostumbraba hacer perdieran ese punch, antrear de súbito no es tan divertido como antes y francamente uno ya se siente raro entre una bola de dieciochoañeros ebrios, los bares, cantinas y pubs tienen un halo más confortable y a gusto para echar la copa escuchando buena música.

La música... Creo que ella es la culpable de este sentimiento de vejez, vivimos en un mundo en el cual la juventud considera "clásicas" a bandas que francamente, no son tan viejas, que sí, que los 90's fueron hace 20 años y los 80's 30.

El grunge que tantas vidas cambió ya suena viejo y Cobain no es recordado más que por su cara en mil playeras y por Smells like Teenspirit, si alguien conoce a Chris Cornell es por Audioslave pues ni quien recuerde a Soundagarden, el New Wave murió antes de que los chavos de ahora nacieran y Korn ya es también clásico, bueno, Franz Ferdinand (que nunca me gustó tanto), ya suena viejo y The Libertines son banda de culto e Interpol ya no está a la moda.

Los géneros principales en estos tiempos portan orgullosos la palabra Indie antes de su supuesto género y me es imposible no compararlo con aquellas horrendas etiquetas de "Adult Listening" o "Alternative", Que en realidad eran mil géneros que a alguien le dio weva clasificar.

No me siento tan viejo, pero me es imposible considerarme joven en un tiempo en el que los chavos creen que Green Day siempre ha sido la piterísima basura que es ahora y que peor aún, les gusta o que creen que Misirlou es de los Black Eyed Peas.


Homero: You make me feel like dancing...
Barney: ♫ I wanna dance the night away...
Abe: ¿Qué demonios están haciendo?
Barney: Vamos a salir a rockanrolear señor.
Homero: Tú no entiendes papá, no estás en onda.
Abe: Yo sí estaba en onda, pero luego cambiaron la onda, ahora la onda que traigo no es onda y la onda de onda me parece muy mala onda y te va a pasar a ti.
Homero: Para nada maestro, nosotros vamos a rockear por siempre, forever, forever, forever, forever...

Durante mucho tiempo me resistí a creer que había música buena pasado el '98. aunque sé que eso es una exageración, sí hay música buena, pero no tienen madera para perdurar, vaya, que no tienen pinta de seguirlos escuchando ni 5 años después.

Para reparar este gap temporal en la música, ahora cuento con la valiosa ayuda de una nueva gurú musical que me instruirá en toda la música que dejé de escuchar por seguir los impulsos de mi lista de iTunes y me dejó con un sentimiento de franca vejez.


Marge: La música no es asunto mío.
Homero: Así será para ti Marge pero yo rockeaba todas las noches y me reventaba todos los días, luego fue cada dos días y ahora tengo suerte si encuentro media hora a la semana para ponerme pesado. ¡Tengo que salir de este aplatane y volver a la prendidéz!
Marge: Perfecto, llévate a Bart y a Lisa.


One Love!