jueves, 16 de julio de 2009

Ashes to ashes, funk to funky, we know Major Tom's a junkie...

"I secret we met--
I silence I grieve,
That thy heart could forget,
Thy spirit deceive.
If I should meet thee
After long years,
How should I greet thee?
With silence and tears. "
--Lord Byron


En las noches de insomnio uno tiende a recordar cosas, olores, colores, sabores, sensaciones y en particular tengo la mala maña de pensar en ese "¿qué hubiera pasado si..?" tan pinche molesto que lo único que hace es mosquear en las madrugadas que pobladas de recuerdos encadenan mi llorar (escucho al Zorzal...), y hay noches como esta que me pregunto: ¿dónde estará aquella niña a la que le prometí volver?

Carly, linda niña de grandes ojos verdes y más pecas de las que jamás podré contar, con el cabello desrizado y rubio como el sol, enmarcándole el rostro y su largo cuello; nacida en Kensington, casual de corazón, la conocí afuera de la Virgin Megastore porque le gustó mi camisa CoSTUME NATIONAL (eran otros tiempos...), por un momento creí que era la típica riquilla vacía, cuando me di cuenta de la situación, niña británica con una blusa Aquascutum y un abrigo Paul & Shark hablando con un mexicano con barba de talibán sobre el disco de A guy Called Gerald que recien había comprado, la chica resultó ser adicta del Madchester y el Britpop; compartiendo un kebab caminando por el Hyde Park y escuchándola relatar cuando fumó hash con Tim Burgess mientras yo observaba detenidamente sus dedos tintos de amarillo por tanto fumar, me di cuenta que me había enamorado.


A la mañana siguiente nos vimos, 10 en punto afuera de Earl's Court, paseamos todo el día por el underground, de Earl's Court a Aldgate East, de Aldgate East a Baker Street y de ahí a London Bridge, después a Euston, después a Oxford Circus llegamos hasta Notting Hill Gate para después caminar hasta Kensington, tanto tren desató el romance y los días posteriores me llevó a turistear por los lugares típicos de Londres, desde el Camden Lock hasta el monumento, pero no eran mi principal preocupación las atracciones turisticas.

Una semana después tuve que partir y en la terminal 3 de Heathrow le prometí volver el verano siguiente, nunca regresé y probablemente ella no esperaba que lo hiciera, fue un romance fugaz que no estaba destinado a durar y quizás si hubiera regresado las cosas no hubieran sido igual, no es lo mismo la sorpresa de la "novedad" que tratar de apostarle a algo destinado a no convertirse en realidad, eso fue hace muchos años ya, ella 2 años mayor que yo, es probable ya se haya casado y tenga su vida más que hecha, yo por lo pronto seguiré recordando...

One Love!

viernes, 10 de julio de 2009

¿Por qué estás tan cansado? ¿No ves que sos pendejo? Dejá de complicarte que ya estás casi muerto...

"¿Qué hará bajo el otoño
si el aire huele a humo
y a pólvora y a besos?

¿Qué hacer?¿Qué hará?
Preguntas a un azar que ya tiene
las suertes repartidas."
-- José Agustín Goytisolo.

La vida es caprichosa y más que caprichosa es ojete, cuando se ensaña contigo se ensaña cabrón y cuando te trata bien es sólo para que te confíes y se pueda ensañar peor... ¿Cómo es que a la vida no se le cobra el Karma?

En el caso de mi persona el Karma es cobrado puntualmente, un día se me ocurre mear un carro y al otro me caga un pájaro, un día decido no pagar el recargo en el blockbuster y al otro la película que quiero fue hurtada del videodromo, un día le rompo el corazón a 10 niñas y al año una niña me rompe el corazón 10 veces, vaya, que el Karma a mí sí se me aplica con la precisión de un reloj suizo y la mayoría de las veces es con creces.

Eso nos hace pensar o por lo menos a mí las cosas dos veces antes de hacerlas, como que ya me da miedito ser culero y creo que ahí es donde el Karma falló, no debería de hacer las cosas bien por miedo a que me vaya mal, debería de hacer las cosas bien por una convicción de ser bueno, el Karma es algo así como un sistema penitenciario, el 98% de los reclusos no se arrepienten de sus crímenes, simplemente no quieren volver a la cárcel, bueno, en México no es así, la cárcel es bien cómoda para algunos y hasta aprenden nuevas mañas para delinquir, es cuestión de enfoques la justicia en nuestro país.

El Karma debería de ser distribuido con una bolsita de plástico que incluyera:

-Carta de bienvenida firmada por el C.E.O.
-Panfleto introductorio al producto
-Lista de equivalencias kármicas (si ud hace esto le va a pasar esto)
-Manual de Ética
-Libro con consejos para la mejor aceptación del producto
-Garantía de reembolso en caso de que otro cabrón que se haya pasado de ojete no se le cobre de igual manera
-Stickers para el carro

El sistema del Karma es deficiente, pero en este concepto de dualidad oriental, el Dharma entonces también falla y quizás es quien tiene la mayor carga de responsabilidad en este fiasco cósmico, creo que el Dharma debería de ser acumulable, algo así como créditos extras que ganas en las maquinitas, que diera un cierto colchón moral para poder actuar libremente y explotar ese tan sobrevaluado: "Libre Albedrío".

Yo por mi parte no me puedo quejar mucho en estos momentos, un proyecto político se vio duramente mutilado, pero el camino del conocimiento lo suplirá en cuanto a mis esfuerzos se refiere para así poder defenderlo con más armas, la chica que en tiempos pasados devastó las costas, ha sido prácticamente superada y hasta una nueva sonrisa brilla en la noche, uno de los mayores atentados contra mi vida me ha dejado como secuela pedas más baratas y así podría seguir, pero aprender a ser bueno por las malas no es algo que debería pasar en una sociedad globalizada como la nuestra.

One Love!