lunes, 20 de abril de 2009

Y si te niegas a escucharme yo te pediría que recuerdes todo el tiempo de noche y de día que pasabamos juntos en el café...

Hay momentos en la vida en los cuales las palabras no sirven para expresar las inconveniencias que se presentan ante el marco inoportuno de la memoria persistente, ocasiones donde uno preferiría no tener pasado, ni presente y seguramente futuro tampoco para así vivir cómodamente en un limbo, nada a la derecha, nada a la izquierda, nada atrás, nada adelante, nada arriba, nada abajo, nada dentro, nada afuera, nada de nada.

La razón es la que nos dice que sendero seguir, pero sólo a putazos por otros caminos es que lo tomamos, ya un poco maltrechos comenzamos a caminar por aquella ruta marcada por la cual debimos de haber andado desde un principio. pero el avanzar por esta línea no es fácil, al contrario, los fáciles son aquellos en los cuales nos desmadramos y nos dejamos desmadrar tan gustosamente.


Yo por ejemplo, trato de caminar por el sendero correcto, lejos ya de tantos vicios de mi juventud como la inconstancia y la desidia, vaya, que era un vago wevón, pero un 19 de mayo del año pasado decidí cambiar, se lo conté a la persona que más me conoce en este mundo y en la que más confío y emprendí mi marcha por el camino que considero es el correcto, en un mood muy a la Renton me dije a mí mismo: "Choose Life"...

No siempre es fácil hacer lo correcto, uno puede saber cual es la mejor opción y no tomarla, simple y sencillamente porque no, porque no quieres, porque no te da la gana o porque crees que puede haber algo mejor, incluso puedes saber que no hay algo mejor, pero es esa pinche curiosidad... El refrán dice: "No se le pueden enseñar trucos nuevos a un perro viejo", el A77aque dice: "No te pudiste aguantar", Mosco dice: "¿Porqué chingados no?".

Hay veces que avanzo más, otras menos, y he hasta llegado a creer en ocasiones que he retrocedido, pero sé que estoy en el camino correcto, rápido o lento, no importa, algún día he de llegar, claro si no se interpone alguna enfermedad, hay epidemia de influenza y con la racha que me cargo, pues no suena ni tantito difícil que me diera y una tercera enfermedad al hilo, pues, me causa cierto escozor pensar en lo que podría pasar...

Realmente no sé que quería escribir o mejor dicho, no sé ni que escribí, creo que hubo algo que leí en la semana que me hizo enterarme de algo que no me hubiera gustado saber y me sacó un poco de pedo.

One Love!

No hay comentarios: