domingo, 1 de febrero de 2009

It's clear to me now, used to be confused, took a lot of years to see how, now we moving planets, take the average mind and expand it...

"Antes que otro poema
tome la ciudadela a fuego ritmo,
yo te digo, callando,
lo que el alma en los ojos dice sólo.
La mirada desnuda, sin historia,
ya estés junto, ya lejos,
ya tan cerca o tan lejos, que no pueda
por tan lejos o cerca reprimirse
y apoderarse en luz de un orbe lágrima,
allá; aquí, presente, ausente,
por ti, a ti y en ti, oh ser amado,
adorada persona
por quien —secretamente— así he cantado."
--Carlos Pellicer


La oscuridad es la ausencia de luz al igual que el negro es la ausencia de color, pero, ¿qué es la luz?

La luz es un tipo de energía electromagnética radiante que es percibida por el ojo humano. Para empezar con la breve explicación, digamos que la córnea y el cristalino reciben el estímulo visual y crean una imagen óptica en la retina, los conos y los bastones capturan la luz que será transformada en impulsos electroquímicos que serán llevados del nervio óptico al cerebro dónde la información será interpretada para poder entender las distancias, los colores, los movimientos, etc.

La luz es también la que nos da los colores, que son las diferentes longitudes de onda de este espectro electromagnético. Si los colores afectan directamente el estado de ánimo de las personas, entonces la luz es la culpable de esto.

La luz nos es necesaria para saber cómo es el mundo, para saber que forma tiene, que color tiene, que tan grande o que tan pequeño es, pero sobre todo, la luz nos hace entender las cosas.

A nivel interior. la luz puede jugar muchos más papeles que en el exterior, lo más básico para entender el mundo de afuera es entender el mundo de adentro, es necesario conocerse a uno mismo, saber tu propio color y olor, si no te entiendes a ti mismo, ¿cómo esperas entender a los demás? Al ser una energía, el humano es capaz de irradiar luz propia y también es capaz de asimilar la luz que irradian los demás, dependiendo de esta es el nivel de interrelación que se da entre las personas, hay personas con las que simplemente no existe una forma de relacionarse, en cambio hay otras con las que hacerlo no sólo es fácil, pero hasta natural, y dependiendo de esta luz expedída y percibida se hace tangible uno de los factores primordiales para la convivencia, pero una vez más, básicamente hay que conocer primero la luz que uno irradia para poder asimilar la de alguien más, desde otro punto de vista, ¿cómo puedes amar a alguien si no te amas a ti mismo?


La luz es la clave del entendimiento, nos hace darnos cuenta de las cosas, nos enseña el camino correcto que debemos seguir, nos muestra lo que está bien y lo que no y la forma más adecuada para lograr lo que nos proponemos.

Una vez que eres capaz de distinguir tu luz de entre el resto de las demás, cuando ya sabes quien eres y hacia dónde vas, es el momento justo para que a través de la luz de la razón emprendas tu camino hacia el entendimiento de los otros, y a cómo te desenvolverás tú en tu entorno para así poder lograr los sueños y metas que te propongas basado en la potenciación de los elementos que por fin reconoces como propios, básicamente, esto lo sabrás cuando tu mente por fin encuentre la luz, y es esta luz la que disipará las dudas y el miedo y así por fin caerás en cuenta de las cosas en su justa proporción y aceptarás lo que siempre supiste, pero que se encontraban oculto en la oscuridad.

Me encantaría poder decir que encontré la luz, pero eso sería demasiado ego de mi parte, pero una cosa sí puedo decir y eso es que de lo único que estoy seguro es de mi persona, sé perfectamente quien soy y hace poco en un tiempo forzado de introspección, pude agrupar todos mis sueños y metas y logré darme cuenta que todas iban dirigidas hacia la misma dirección, en pocas palabras descubrí hacia donde voy y lo más importante, ahora sé que es lo que necesito para lograrlo y lo que quiero para lograrlo, he diseñado los planos que nos darán la forma que es fondo.

One Love!