domingo, 18 de enero de 2009

Si de nada sirve vivir, buscas algo por que morir...

"...Quisiera hablar de ti a todas horas en un congreso de sordos,
enseñar tu retrato a todos los ciegos que encuentre.
Quiero darte a nadie
para que vuelvas a mí sin haberte ido."
--Jaime Sabines.


El universo siempre expandiéndose, es un cúmulo de caos, las estrellas se consumen a si mismas segundo a segundo, bandadas de asteroides atraviezan el espacio como ráfagas de balas destinadas a impactar lo que se encuentre a su paso, los planetas giran y giran hasta cambiar su órbita creando descontrol en sus sistemas solares, y las galaxias avanzan inmisericordes hacia nuevas zonas creando colisiones inimaginables para nuestro reducido concepto de destrucción. ¿Cómo explicar la irascible furia de 2 estrellas chocando entre si?

El humano podrá ser el ser más evolucionado del planeta, pese a no ser del todo cierto, si bien somos capaces de habitar en todos los rincones de la Tierra, no lo podemos hacer por nosotros mismos, si fuera cierta esta afirmación podríamos habitar lo mismo en la Antártida o en Puerto Escondido sin ropa, solamente con nuestras adaptaciones corporales de "mamífero evolucionado", y eso es una clara señal de las limitaciones de nuestros conceptos y de nuestras mentes.

El humano básicamente vive del miedo, tenía miedo de la oscuridad y descubrió el fuego, tenía miedo del frío y creo la ropa, tenía miedo de la intemperie y creo las casas, tenía miedo de los animales y se dedicó a matar a cuantos pudo, tenía miedo del hombre y sigue matando a cuantos puede, pero hay un miedo que no puede conquistar aun, y ese es el miedo a la muerte. Ha intentado crear distracciones y por puro placer adrenalínico se da a la tarea de realizar actos "temerarios" y "extremos", como saltar de un paracaídas o descender por rápidos en una canoa, cabe aclarar que todos estos actos son en ambientes controlados en los cuales su vida no está en riesgo, simplemente es la ilusión y la sensación que da el: "enfrentarse a la muerte".

Hay una sola muerte y la muerte es la ausencia de vida, el problema aquí es que en efecto, muerte sólo hay una, pero hay muchos tipos de ausencia de vida, y hay aún más causas de muerte que causas de vida. todo depende del concepto y de la visión que uno tiene sobre las cosas, pero, lamentablemente el hombre tiene una motivación más básica que la satisfacción de sus necesidades primarias, tiene un motor interno que lo lleva a alcanzar lo impensable y eso es el miedo, el miedo a la muerte y eso es lógico si tomamos en cuenta que el único animal que no sabe cuando va a morir es el homo sapiens sapiens, y la incertidumbre es lo único que no podemos tolerar, podemos morir de inanición por miedo a comer algo que "podría" estar envenenado, y justo ahí es donde nos damos cuenta de que tan patéticamente miedosos somos.

Miedo, miedo a que no haya algo "más", algo mejor, miedo a saber que podemos fallar, miedo por creer que las cosas que fueron son las cosas que serán, miedo a ser feliz, miedo al que dirán, miedo a uno mismo, miedo a uno mismo con otro, miedo a un nosotros, miedo a la verdad, miedo a la razón, miedo a la aceptación, miedo a saber que todo estará bien, miedo a la realidad, miedo al compromiso, miedo a la certeza, miedo al miedo...

Yo por mi parte, tengo miedo a una muerte anunciada, que sería mejor decir: miedo porque sé lo que sigue, miedo a la ausencia de vida, otra vez...


One Love!

No hay comentarios: